viernes, 11 de enero de 2019

Pases fluidicos - energéticos y pases de sanación en un Centro Espírita

Uno de los servicios sociales que ofrecen los centros espíritas -gratuitos, como todos los servicios que en ellos se ofrecen- es el de los pases fluidicos. La primera vez que alguien acude a un centro espírita suele confundirlos con el "reiki" aunque, si bien tienen ciertas notas en común, difieren en su concepto.

Los "pases" consisten básicamente en la canalización de energías que los espíritus mentores del centro realizan, por medio del pasista, hacia la persona que las recibe. La consecuencia inmediata de la recepción de los mismos es una sensación de calma, paz y armonía. Es habitual que en los centros de realice esta actividad antes del inicio de otras y en equipo de cuatro o cinco pasistas. Por sus características, es conveniente que se realice en un lugar apartado, tranquilo, ordenado y limpio para aislarlo, en la medida de lo posible, de malas vibraciones que uno pueda traer de la calle, conversaciones frívolas o sentimientos "raros".

No es necesario que el pasista sea "medium" pero sí es conveniente que sea una persona sana, equilibrada, tranquila y sin preocupaciones físicas, mentales o espirituales. Piensen que no es más que un canal, una tubería, para transmitir la más limpia energía de los espíritus por lo que, cuanto más "limpia" esté, mejor fluirá ésta.

La técnica puede variar de unos centros espíritas a otros; normalmente se compone de una serie de movimientos que tienen un significado profundo que es aprendido por los pasistas con una o varias imposiciones de manos.

 Una variedad del anterior son los llamados "pases de sanación". Debemos aclarar que en los centros espíritas no realizamos sanaciones físicas y que cuando se acerca una persona con una sintomatología física o mental, los derivamos al médico de cabecera, a un psicólogo o, si es el caso, a un psiquiatra. Recordamos siempre que, en este país, tenemos una Seguridad Social pública, gratuita y universal por lo que en los Centros Espíritas no realizamos atenciones médicas. Desconfíen mucho si un médium ofrece ese servicio... Estas líneas pueden sorprender a los espíritas de países de Latinoamérica pero, tengan en cuenta que, por ejemplo en Brasil, donde los servicios de Salud no están tan extendidos, son muchas veces los centros espíritas los que dan los mismos, como una cuestión de caridad. No aquí, insisto.

¿Qué se ofrece entonces en un "pase de sanación"? Pues, como no debe ser de otra manera, una sanación espiritual; una transmisión de energías más intensa que en la de los pases normales, para aquellas personas que tienen graves desequilibrios espirituales. Normalmente estos pases se dan como prescripción del responsable de otra actividad, la atención fraterna, quien decide si la persona debe acudir al médico de cabecera o no y, en su caso, si precisa pases generales o pases de sanación.

A diferencia de los pases generales, los de sanación son dados sólo por dos pasistas que deben estar muy bien preparados y tener especiales dotes de empatía, equilibrio y dedicación sincera y humilde a este tipo de trabajos. Como curiosidad les cuento que en mi centro, mientras que los pasistas generales se forman a todo aquel que esté interesado, los pasistas de sanación son "llamados" por los propios espíritus de la casa en la mesa mediúmnica, tras lo que pasan un período de formación.

 Todo esto viene al caso de la lectura del Evangelio que las Iglesias Orientales cristianas y, también las Occidentales, tienen reservada para sus liturgias del día de hoy, 11 de enero, y que les transcribo:

Mientras Jesús estaba en una ciudad, se presentó un hombre cubierto de lepra. Al ver a Jesús, se postró ante él y le rogó: "Señor, si quieres, puedes limpiarme".
Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo: "Lo quiero, queda limpio". Y al instante la lepra desapareció.
(Lucas 5, 12 - 16)

El maestro Jesús nos muestra el espíritu que debe acompañar los pases fluidicos y cómo la imposición de manos, la confianza y el servicio humilde es eficaz. La persona necesitada acude humildemente y eleva a la Espiritualidad su ruego "si quieres puedes curarme". Y los elevados espíritus, que no se dejan ganar en generosidad ante un ruego sincero responden mientras el médium extiende sus manos "quiero; queda limpio".

Para terminar, sencillamente recordarles el horario de pases que tenemos en nuestro centro los jueves y viernes, que son los días de asistencia pública abierta (los martes y miércoles los tenemos reservados a sesiones privadas):

- Jueves, a partir de las 19h (teniendo en cuenta que la actividad de estudio abierto empieza a las 19h30).
Viernes: pases de sanación a partir de las 17h30 (bajo prescripción). Pases generales, a las 19h (teniendo en cuenta que las conferencias empiezan a las 19h30)

Para saber más:

- La Sanación por medio del Pase, artículo de la FEE. Ver aquí.
- ¿Qué es el pase? Artículo de la FEE. Ver aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario